Menú

Origen del ATE

El árbol de membrillo es originario de Asia Menor y el Cáucaso. Griegos y romanos llevaron este fruto a España quienes lo comían cocido y endulzado con miel. Luego de un tiempo los españoles lo trajeron a México.

En México el principal centro de su fabricación es la ciudad de Morelia, en el estado de Michoacán ya que desde el año de 1540 Don Vasco de Quiroga, obispo de la entidad, impulsa el arte que existía en cada pueblo y enseña a los nativos a trabajar en talleres, y entre estos el taller de la elaboración del ate con fruta de la región y azúcar, todo esto como medio de fomentar la unión de los pueblos a través del intercambio de sus productos.

Es por ello que en México, Michoacán es la cuna del ate moreliano y dado que cuenta con una variedad increíble de frutas de la más alta calidad como son: guayaba, membrillo, manzana verde, tejocote, fresa, durazno entre otras y se desarrollan de manera excelente por sus diferentes zonas climáticas y de suelo que requiere cada una de éstas frutas.

El ate es una opción económica y deliciosa, en cuanto a postres se refiere. Por su versatilidad, este típico dulce mexicano puede ser consumido de muchas maneras, solamente es necesario poner un poco de ingenio.


Volver

Diseño de Página Web por: Hosting Morelia.